UNA MUJER LECTORA Y ESCRITORA DEL SIGLO XVI

Desde los libros de caballerías que su madre le enseñó a leer a los poemas amorosos que salieron de su pluma, Teresa de Jesús es un caso extraordinario en el siglo en que nació: lectora incorregible cuando muy pocas mujeres aprendían a leer, poeta audaz entre los grandes autores del siglo de Oro. Una mujer que rompió moldes en muchos campos, en el literario también.
Ahora que se acerca a su fin el quinto centenario de su nacimiento, disfrutemos de las palabras de amor de la que Federico García Lorca definió como "flamenquísima y enduendada. Flamenca no por atar un toro furioso y darle tres pases magníficos, que lo hizo; no por presumir de guapa delante de fray Juan de la Miseria ni por dale una bofetada al Nuncio de Su Santidad, sino por ser una de las pocas criaturas cuyo duende (no cuyo ángel, porque el ángel no ataca nunca) la traspasa como un dardo".